Usted está aqui: Inicio /Vigilancia Tecnológica /Noticias Agroalimentarias

El Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación celebró este jueves la jornada sobre "FRAUDE ALIMENTARIO: CONCEPTO Y PROSPECTIVA DE LA LEGISLACIÓN VIGENTE.


Pagina nueva 1

El Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación celebró este jueves la jornada en la que se presentó un informe sobre “FRAUDE ALIMENTARIO: CONCEPTO Y PROSPECTIVA DE LA LEGISLACIÓN VIGENTE”, elaborado por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y EY Spain, con la colaboración Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La jornada comenzó con la intervención de D. José García Gómez, presidente del CTC; que dio la bienvenida a los asistentes y destacó la importancia de esta jornada para el sector alimentario. Le acompañaban en la mesa la D. Jesús Carrasco, jefe del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis, de la Consejería de Sanidad; D. Facundo Pérez, jefe de Servicio de Industrias y Promoción Agroalimentaria, de la Consejería de Agricultura; y D. Jesús López, representante del Grupo Cajamar.

Foto 1. Presentación.

 

La primera ponencia corrió a cargo de D. Jesús Carrasco, jefe del Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis, de la Consejería de Sanidad que habló del fraude y el riesgo sanitario en los alimentos, de la difusa línea que los delimita y como en numerosas ocasiones fraude y riesgo se encuentran asociados. La normativa que aplica y las  llevadas a cabo desde su Servicio.

A continuación, un representante del SEPRONA explicó las actuaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil contra el fraude alimentario, las conocidas como Operaciones OPSON. Se trata de un tipo de operaciones de alto impacto centradas en la lucha contra la producción, adulteración, falsificación, contrabando de alimentos, incluidos los protegidos por la Propiedad Intelectual.

Foto 2. Representante SEPRONA.

Finalmente, D.ª Marina Jáuregui y D. Ricardo Gómez de EY cerraron esta interesante jornada con la presentación del informe. A falta de una definición legal sobre fraude alimentario, la Comisión Europea identifica cuatro elementos acumulativos en la comisión del fraude alimentario, que son: Ánimo de obtención de lucro económico o ventajas competitivas como elemento de voluntad en la acción u omisión; Incumplimiento de la legislación alimentaria, en su conjunto; Inducción a error de las expectativas del consumidor; e Intencionalidad por acción u omisión, suponiendo una actuación deliberada y no negligente.

Foto 3. Representantes EY.

Fuente: CTC